El champú orgánico está en gran demanda. El exceso de sustancias químicas en champús comerciales ha llevado a muchas personas a buscar opciones más saludables. Hacer su propio champú orgánico requiere más esfuerzo que levantar una botella de champú de un estante comercial, pero los resultados de este trabajo adicional están en la satisfacción de saber que usted está tomando las medidas necesarias para proteger su salud, su pelo y los recursos.

ALGUNOS CHAMPUS PARA TODO TIPO DE PELO :

Champú Proteínico de Jabonera y Naranja

  • ½ Litro de infusión de jabonera
  • 2 cucharadas de jugo de naranja
  • 2 yemas de huevo

Bata las yemas y añada el jugo y la infusión. Envase y guarde en la nevera. Este champú es muy rico para el cabello y lo deja muy sedoso.

Champú de Sándalo

  • 25g de raíz de saponaria picada
  • 25g de flores secas de manzanilla
  • 250ml de agua caliente
  • 20 gotas de aceite natural de sándalo

Ponga la raíz de saponaria y la manzanilla en un bol y vierta agua hirviendo sobre ellas. Remueva bien, tape y deje en infusión toda la noche. Por la mañana, cuele el liquido y añada el aceite de sándalo.

Champú de Lavanda para cabello rubio

  • El jugo de dos limones
  • 2 cucharaditas de agua de lavanda
  • 2 huevos

Mezcle todos los ingredientes. Aplique en el cuero cabelludo, las raíces y el cabello con las yemas de los dedos. Aclare y repita la operación. Deje que actúe durante 10 o 15 minutos.
Aclárese varias veces. Use acondicionador.

Champú de agua de rosas para el cabello moreno

  • 2 cucharadas de vinagre
  • 2 cucharaditas de agua de rosas
  • 2 huevos

Mezcle todos los ingredientes. Dese un masaje suave por toda la cabeza. Aclare y repita. Esta vez déjelo durante 10 o 15 minutos. Aclárese varias veces el cabello. Termine con un acondicionador.

CHAMPUS PARA CABELLOS GRASOS :

Champú de romero

  • 20ml de champú neutro
  • 1 yema de huevo
  • 5 gotas de aceite de romero

Mezcle el champú, la yema de huevo y el aceite de romero y bata todo hasta obtener una pasta cremosa. Prepárelo cada vez que vaya a utilizarlo.

Champú Cítrico

  • Las cáscaras de 1 limón, 1 naranja y 1 pomelo
  • 6 cucharadas de jabón duro rallado
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 2 cucharadas de jugo de naranja
  • 2 cucharadas de jugo de pomelo
  • Vinagre de manzana.

Trocee y pinche las cáscaras. Póngalas en agua hirviendo, remueve bien y tape el recipiente. Deje reposar durante 2 horas.

Cuélelo y añada el jabón. Sin dejar de remover, manténgalo a fuego lento hasta que se disuelva, añada los jugos y siga removiendo. Déjelo reposar durante 24 hs, antes de usarlo y luego agítelo.

Después de usarlo, aclare abundantemente y dése un último aclarado con ocho partes de agua destilada y una de vinagre de sidra. Este champú es muy refrescante y es ideal para el cabello muy graso. Combínelo con un acondicionador nutritivo.

Champú de Arcilla

  • 100g de tierra de batán
  • 100g de aceite de coco
  • 120 ml de infusión de manzanilla
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 10 gotas de aceite esencial de menta

Este champú se recomienda para eliminar escamas de piel muerta del cuero cabelludo y para absorver el exceso de sebo.

Ponga en aceite de coco en un bol pequeño y mezcle con la tierra de batán en polvo. Mientras tanto, prepare la infusión de manzanilla con 1 cucharada de flores secas de manzanilla y una taza de agua casi hirviendo. Deje reposar 5 minutos y cuélela.

Añada a la infusión el vinagre de sidra y mézclelo cuidadosamente con el preparado anterior. Añada las gotas de menta y guárdelo en un tarro grande.

Para su aplicación, frote una pequeña cantidad de mezcla en el cuero cabelludo y deje actuar durante 5 minutos. Aclare a fondo con abundante agua templada. Aplique después un acondicionador ligero.

CHAMPÚS PARA CABELLOS SECOS:

Champú Hidratante

  • 25g de maíz de saponaria picada
  • 500ml de agua caliente
  • 25g de aceite de coco
  • 15 gotas de aceite esencial de sándalo o pachulí

Añada la raíz de saponaria picada al agua caliente. Tape y deje en infusión toda la noche. Por la mañana, saque los trocitos de raíz y cuele el líquido. En un cazo pequeño, funda el aceite de coco, añada la saponaria y agregue las gotas de aceite esencial.

Para su uso, efectúe un ligero masaje con una pequeña cantidad de esta mezcla previamente calentada, y enjuague con abundante agua caliente. Este champú rehidrata suavemente el pelo y el cuero cabelludo.

Champú de Palta

  • 80 ml de champú neutro
  • 10 ml de aceite de palta
  • 1 yema de huevo

Ponga el champú y el aceite de aguacate en una fuente y agite con un tenedor hasta que obtenga una pasta cremosa. Este champú se conserva seis meses. Cuando vaya a usarlo mezcle dos cucharaditas de champú con la yema de huevo.

Champú de Sauco

  • 1 cucharada de raíz de saponaria en polvo
  • ½ litro de agua hirviendo
  • 1 cucharada de flores de sauco

Ponga la raíz de saponaria y las flores de sauco en un bol. Vierta agua hirviendo y deje macerar durante 15 minutos. Cuele y, una vez frío, ya está listo para usar.

Vía: DataCraft

About these ads