En el sótano de un viejo edificio comercial, en un bar pequeño y sin pretensiones, se escucha algo que no se había percibido antes entre el bullicio tropical de estas calles; un sonido recién llegado pero que ha penetrado al espíritu urbano de Barranquilla, entre otras cosas gracias a la realización de un gran Festival Internacional de Jazz y Latin Jazz en la ciudad desde hace más de 13 años.

Por este pequeño bar han pasado grandes personajes del género, aún manteniendo una acogedora atmósfera. Aquí se respira y se siente otra cara de la ciudad, más pausada, pero con el mismo sabor caribe. En el video, escuchamos al colectivo Kawara interpretando ‘Yo me llamo cumbia’, proponiendo un nuevo sonido de Jazz con ritmos colombianos.

Anuncios