Es común en algunas regiones de Brasil encontrar el sistema de la comida por peso, siendo en Río de Janeiro y São Paulo más comunes. El concepto funciona como un buffet y cada quien se sirve la porción que prefiere, pagando por la cantidad que consume sin importar el tipo o calidad de la comida. Simple: Si comes menos, pagas menos, y si comes más, pagas más.

Esta manera de vender alimentos se encuentra en restaurantes y expendios de alimentos de cualquier tipo, desde Naturistas hasta heladerías.

Anuncios