Nathalie Stämfli, es una diseñadora suiza que ideó una manera de promover el uso del jabón en barra por sus beneficios ecológicos.

Asegura que el uso del jabón líquido -que en su mayoría es agua-  es un desperdicio, y que el jabón en barra ayuda al medio ambiente porque: No se utiliza agua innecesariamente; En lugar de botellas de plástico, puede ser empacado en papel; Los bloques de jabón pueden ser apilados dentro del camión de transporte, utilizando eficientemente el espacio.

Diseñó dos dispensadores que “rallan” el jabón convirtiéndolo en hojuelas que se deshacen fácilmente en tus manos al contacto con el agua, manteniendo el jabón seco y prolongando su duración. Uno se coloca en la pared, junto al lavamanos, y el otro es una versión portátil que se puede colocar en la ducha o cualquier lugar donde lo necesites.

Es una genial idea que promueve el consumo responsable ¿Te gusta?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios