Ahora todos los ambientalistas pueden morir en paz.

Una compañía británica ha creado una línea de ataúdes amigables con el medio ambiente. Están hechos de  bamboo, sembrado y cosechado en plantaciones legales, y son hechos a mano en China. Lo mejor es que las especies de bamboo con las que fabrican los muebles, no son las que consumen los pandas.

La fábrica de Ecoffins en China, ha sido premiada recientemente con el Status de Comercio Justo, y es la primera compañía británica en lograr este título en el país asiático. Los ataúdes se transportan marítimamente, uno dentro de otro de acuerdo a sus proporciones para reducir el espacio y consecuentemente, combustible.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios