Tesco, esta cadena de supermercados Inglesa, abrió con Homeplus -su  filial Coreana-  un mercado virtual en una estación de metro en Corea del Sur, donde los usuarios compran escaneando los códigos QR con teléfonos inteligentes (Smartphones).

Es una campaña creada por la agencia Cheil -en Seúl, Corea del Sur-, que consiste en una gran pantalla diseñada para parecer estantes de supermercado, mostrando las imágenes y precios de productos comunes de la canasta familiar. Cada producto incluye un código, legible por un smartphone, que escanea la información de compra del mismo añadiéndola al “carrito de compra” online. Luego de que la transacción web se efectúe, los productos son llevados al domicilio del usuario el mismo día.

La estrategia hace productivo el tiempo que los usuarios emplean esperando el transporte público, de la misma forma que les evita pasar por el supermercado.

Abajo, un video que ilustra el funcionamiento de esta innovadora campaña.

Vía: designboom

Anuncios